AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:





CONTENIDO PRINCIPAL DE LA PÁGINA

Tecnalia. Inspiring Business

Tecnalia. Inspiring Business

¿Es posible almacenar el calor del verano para usarlo en invierno?

23.12.2015

EISNTEIN demuestra que es posible a través del almacenamiento térmico estacional

La respuesta a esta pregunta es sí, y así lo está demostrando el proyecto EINSTEIN, un proyecto financiado por la Comisión Europea de cuatro años de duración liderado por TECNALIA. EINSTEIN corresponde a “Effective INtegration of Seasonal Thermal Energy Storage Systems IN existing buildings” (Integración efectiva de sistemas de almacenamiento térmico estacional en edificios existentes). En este proyecto, además de TECNALIA, participan empresas como Acciona, Airlan, Girotze, Fomento de San Sebastián y otros once socios europeos más.

EINSTEIN está demostrando la viabilidad de utilización de un sistema de almacenamiento estacional de calor, que almacena el calor de los meses más calurosos del año para utilizarlo en los más fríos. El calor que el sistema almacena procede del calor captado por colectores solares para calefacción instalados en los edificios. Este calor “sobrante” se obtiene fundamentalmente en verano, pero también en primavera y otoño, y se almacena en un gran tanque de agua caliente, perfectamente aislado. En la época invernal, se utiliza para la calefacción o para suministro de agua caliente (lo que se conoce como ACS – Agua Caliente Sanitaria). El sistema es aplicable tanto a edificios en rehabilitación como, lógicamente, a edificios nuevos.

El sistema desarrollado se está comprobando en la Antigua Papelera de Deusto, un edificio de 1.050 metros cuadrados, gestionado por el Ayuntamiento de Bilbao, un espacio de oportunidad para Zorrozaurre para dinamizar actividades empresariales, en el ámbito de las industrias creativas, preferentemente. La instalación de almacenamiento estacional se combina con una caldera existente de gas natural, y ambos sistemas están conectados al sistema de calefacción por suelo radiante. En este edificio no hay consumo de ACS. Los días 9 a 11 de Diciembre se celebra en TECNALIA la reunión final de EINSTEIN en la que se visitará este edificio, utilizado como demostrador.

En el almacenamiento, la temperatura del agua del tanque puede alcanzar hasta un máximo de 85-90 ºC, al final de la temporada de carga de calor. Esta suele ser en los meses de octubre o noviembre, dependiendo de la radiación solar del año. A partir de este momento y a medida que se va utilizando esta “inmensa cantidad de calor almacenada” la temperatura del agua va lógicamente menguando. El sistema no utiliza el agua caliente almacenada en sí misma, este es un circuito cerrado que cede su calor al sistema de calefacción del edificio.

Cuando la temperatura del agua almacenada baja por debajo de 40-45 ºC no puede usarse directamente en el suelo radiante, utilizándose como entrada para una efectiva bomba de calor agua-agua que eleva la temperatura del agua del sistema de calefacción. Cuando el calor almacenado se agota, al llegar a 15-20 ºC, se utilizan las calderas de gas natural del edificio, quedando el depósito de calor en espera de que vuelva a salir el sol.

Además de la Antigua Papelera de Deusto, en el marco del proyecto, se ha realizado una instalación similar aunque algo mayor en un hospital de Varsovia. En este se ha instalado una bomba de calor desarrollada por otro participante en el proyecto que permite trabajar a mayores temperaturas que las bombas de calor convencionales.

Adicionalmente el proyecto ha contemplado el desarrollo de herramientas de cálculo para este tipo de instalaciones.

 

Más información

Artículo "Europa avala el proyecto energético pionero en la Papelera de Zorrotzaurre" - Deia 14 de Diciembre de 2015

 

Contacto

Patricio Aguirre
Eficiencia energética y sostenibilidad industrial

Un nuevo modelo de subestación eléctrica para impulsar las energías marinas

MARIN-EL aumenta la competitividad de las energías marinas

TECNALIA apuesta por las fuentes de energía renovable en el entorno marino como un sector de futuro que contribuya a un crecimiento económico sostenible y a la creación de empleo estable. La investigación, el desarrollo y la innovación juegan un papel clave al permitir tecnologías competitivas frente a otras fuentes energéticas.

Uno de los principales retos de las energía renovable en el entorno marino se relaciona con la evacuación de la energía, o lo que es lo mismo, la transmisión de esas ingentes cantidades de energía generadas en lugares alejados de la costa hasta esta. MARIN-EL es un proyecto que desarrolla un nuevo modelo de subestación eléctrica que va a aumentar la competitividad de las energías marinas al reducir el costo de este necesario proceso de evacuación de la energía.

MARIN-EL es una iniciativa liderada por Iberdrola Ingeniería y Construcción que cuenta con el respaldo del Gobierno Vasco. En MARIN-EL participan Ingeteam, Ormazábal, Arteche, Incoesa, Construcciones Navales del Norte, Semantic  Systems, el Cluster de Energía y el Foro Marítimo Vasco, así como TECNALIA, que participa en los diseños de la subestructura soporte de la subestación autoinstalable, en los estudios de transmisión de la energía eléctrica a la costa en HVAC y en HVDC y en los análisis de ecodiseño y de ciclo de vida.

El objetivo de MARIN-EL es el desarrollo de una subestación eléctrica offshore de grandes dimensiones autoinstalable, que se pueda montar en su totalidad en tierra firme. El diseño de esta subestación eléctrica offshore permitirá optimizar los equipos eléctricos y reducir tanto el tamaño como el peso del conjunto de la subestación, lo que redundará en una primera reducción de costos (MARIN-EL pretende una reducción del peso y tamaño de hasta un 15 %). El diseño facilitará igualmente las operaciones de montaje e instalación, de modo que no sea necesario utilizar grandes grúas flotantes, de elevadísimo costo y de difícil disponibilidad. Esta simplificación de la logística supondrá igualmente importantes reducciones en los costes de la subestación. MARIN-EL permitirá el montar la subestación en tierra y transportarla ya montada , en una gabarra  hasta el punto en que se encuentra la estructura que la anclará al fondo marino.

En los últimos meses se han llevado a cabo en la ETSIN de la UPM una serie de ensayos en canal de experiencias hidrodinámicas para el estudio del comportamiento de esta subestación durante las operaciones de transporte (ensayo de remolque) e instalación (movimientos con las olas). Se han llevado a cabo igualmente ensayos de comportamiento en condiciones extremas. Los ensayos se prolongarán durante el mes de enero de 2016.

La subestación MARIN-EL tendrá capacidad para gestionar parques eólicos offshore de hasta 550 MW de capacidad instalada.

Luis Pedrosa, director de Energía y Medio Ambiente de Tecnalia, destaca la relevancia de este proyecto MARIN-EL ya que “abre unas posibilidades de negocio muy relevantes en un contexto en el que la energía eólica marina está en fase de pleno desarrollo”, lo que. Las prioridades en el diseño de la subestación “ El coste de una subestación eléctrica de este tipo esté entre los 700-800 millones de euros. Cualquier avance tecnológico o innovación en relación a estas puede implicar fuertes ahorros de costes para los promotores y explotadores de estos marques marinos.

Más información

 

Aquí irán las noticias de los periódicos y las webs que ha encontrado Miren

 

Contacto

 

Sabino Elorduizapatarietxe Fadrique sabino.elorduizapatarietxe@tecnalia.com

Energías Renovables Marinas

Sigue en contacto con Tecnalia

CABECERA DE LA WEB

Tecnalia - Inspiring Business

BUSCADOR



PIE DE PÁGINA

© 2019 Tecnalia. Todos los derechos reservados.

Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia. Astondo Bidea, Edificio 700. E-48160 Derio (Bizkaia). Tel.: 902.760.000 - Llamadas internacionales: (+34) 946.430.850


AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: