Blog

Circularidad y trazabilidad blockchain: ¡nueva vida a los materiales!

19 de Diciembre de 2023
Circularidad y trazabilidad blockchain: ¡nueva vida a los materiales!
Tabla de contenido0

Circularidad y trazabilidad blockchain: dos mundos que se unen para garantizar una nueva vida a los materiales

La trazabilidad descentralizada ayuda a dar una segunda vida a los productos en línea con el reto de la circularidad, garantizando su origen y tratamiento a las empresas, a los reguladores y a los consumidores finales. Cuando las características de los productos reutilizados o reciclados se ponen en duda, estos corren el peligro de ser rechazados, desincentivando económicamente a las empresas. En esos escenarios las regulaciones tienen la obligación de impulsar medidas que beneficien al conjunto de la sociedad y del planeta.

La economía circular y la transformación digital deben ayudar a las administraciones públicas a asegurar que las entidades involucradas jueguen limpio.

  • Blockchain es una tecnología que puede jugar un papel clave en ese contexto.
  • A pesar de que frecuentemente este concepto aparece en los medios ligado a las criptodivisas y la especulación financiera, sus propiedades lo hacen sobresalir en muchos otros escenarios.
  • Esta tecnología es idónea para ofrecer garantías acerca de los productos reciclados o reutilizados, y establecer confianza entre entidades y/o individuos con intereses contrapuestos.

En TECNALIA hemos colaborado durante años para explorar los beneficios de blockchain en distintos escenarios relacionados con la circularidad y la recuperación de materiales. Pero blockchain no es un concepto único y homogéneo. Existen distintos tipos de redes y configuraciones con las que se pueden lograr distintas propiedades. Gracias a la experiencia adquirida en proyectos referentes como PRIEM+, ICEBERG o HyperCOG han salido a la luz tensiones entre la tecnología y la operativa de las empresas.

Grado de descentralización

Un sistema centralizado es aquel en el que el control de la funcionalidad recae en una única organización. En el extremo contrario se encuentran aquellos sistemas cuyo control se encuentra distribuido entre todos los participantes. Entre estos dos extremos, existen esquemas donde organizaciones o usuarios delegan su confianza en un consorcio.

Las fuentes de información centralizadas son comunes en Internet (como X o Instagram). Esto encaja en los esquemas de reciclaje donde una entidad es la encargada de gestionar la recuperación de materiales. Los agentes implicados y los ciudadanos deben asumir la neutralidad del sistema y confiar plenamente en quien controla el mismo.

  • Para evitar esta necesidad de confianza en un tercero, las organizaciones del sector podrían optar por un sistema descentralizado. Pero a mayor descentralización, mayor necesidad de tener profesionales especialistas. A menudo, esto es conflictivo en un sector como el de la construcción que es de los menos digitalizados.
  • Para eludir la responsabilidad de mantener infraestructura, nos podríamos apoyar en redes públicas. Esta opción resulta igualmente interesante en aquellos escenarios en los que se debe minimizar la confianza. Sin embargo, esto implica pagar un precio por servicio difícil de repercutir en el precio de bienes cuyo valor añadido tiende a ser bajo

Banner Transformación digital

Privacidad de la información

Hay muchos motivos por los que una empresa puede no estar interesada en revelar datos de su negocio. Por ejemplo, para evitar revelar sus clientes o detalles de producción a la competencia, o simplemente, para cumplir con regulaciones que buscan garantizar la libre competencia. Este es un aspecto crítico a la hora de diseñar un sistema basado en redes blockchain dado que la información se comparte entre los participantes de estas.

  • Para restringir el acceso a la información de una red blockchain, se debe restringir dicha pertenencia solo a las organizaciones que puedan ver esos datos.
  • En los casos en los que la pertenencia a esta red no esté restringida, los datos albergados en la misma han de ser asumidos como públicos.

Dado que la utilidad de blockchain deriva precisamente en compartir datos que puedan ser trazados, antes de empezar un diseño se debe reflexionar alrededor de qué datos compartir y cómo.

Escalabilidad

Este anglicismo describe la capacidad de los sistemas de crecer en magnitud. Las redes blockchain no son tan escalables como otros sistemas informáticos actuales. Existe una limitación de transacciones por segundo que una red puede procesar, lo que hace que se creen colas de peticiones en picos de producción. Además, la inmutabilidad de los datos almacenados en dichas redes implica que las necesidades de almacenamiento de cada nodo solo crecen.

Por ello, siempre es buena práctica evitar la tentación de usar blockchain como un cajón desastre para cualquier dato que necesite el sistema asociado. Los únicos motivos válidos para almacenar datos en blockchain deberían ser la necesidad de trazarlos y gestionarlos en base a una lógica de negocio útil para todos los participantes.

Tiempo de vida de activos a trazar

El sector de la construcción es responsable de más del 35 % de los residuos generados en la Unión Europea. A su vez, los materiales y productos usados en dicho sector pueden tener un tiempo de vida de varias décadas. A largo plazo, contar con datos acerca del origen de cada material sería ideal para promover su circularidad, pero... ¿sería realista diseñar un sistema que vaya a poder ser usado dentro de 75 años?

O, haciendo el ejercicio inverso, ¿qué sistemas de hace 50 años siguen usándose hoy en día?

Para no tener que pasar por alto este aspecto, quizá habría que centrar los esfuerzos en la capacidad de evolucionar la solución o de exportar los datos de forma que no pierdan las propiedades que blockchain les aporta.

Paradoja "green"

Actualmente, blockchain es una palabra asociada a un consumo de energía desmedido. Bajo esa premisa, puede resultar contradictorio usar blockchain para promover una circularidad, que en último término debe ayudar a reducir las emisiones de carbono.

Sin embargo, lo que hace ineficiente a algunas soluciones blockchain son los algoritmos usados para mantener un consenso acerca de los datos almacenados en la red. Existen muchos algoritmos que no requieren grandes capacidades de cómputo, y por tanto no demandan tanta energía.

Conclusión

Del mismo modo que cogerías una bicicleta para desplazarte en la ciudad, pero no para ir a Cádiz a pasar un fin de semana, no deberíamos asumir que cualquier sistema basado en blockchain es adecuado para cualquier escenario de circularidad.

Para tener éxito en esta transición, hay que tener claro el problema a resolver y las restricciones de cada escenario. A pesar de que con frecuencia una premisa tan simple y lógica se demuestre esquiva en la práctica.

Aitor Gómez Goiri

SOBRE EL AUTOR

Aitor Gómez Goiri

Ingeniero informático y en organización industrial con máster y doctorado por la Universidad de Deusto, inició su carrera en investigación de sistemas distribuidos.

Leer más +

Autor:Aitor Gómez Goiri
Suscríbete a la newsletter
CUÉNTANOS TU OPINIÓN
0 comentarios
CUÉNTANOS TU OPINIÓN
*campos obligatorios