Noticia

Gracias a un robot de cables, capaz de instalar paneles en los rascacielos, reducimos los riesgos en las obras

29 de enero de 2020

Diseñado para su uso en fachadas, minimiza los costes económicos y asegura una mayor calidad

Un grupo de nueve empresas y universidades europeas, coordinadas por TECNALIA, ha desarrollado un robot capaz de desplazarse a lo largo de fachadas de edificios, realizar su montaje y facilitar las labores de mantenimiento.

Recibe el nombre de Hephaestus –en honor al dios griego de la forja– y lleva desarrollándose desde hace tres años. Los primeros simulacros ya han verificado su aplicación en fachadas de muro cortina; las que se utilizan en rascacielos acristalados como la Torre Iberdrola. Además, se ha comprobado su precisión milimétrica, mayor que la de una grúa convencional, con la que gran parte del trabajo se debe realizar de forma manual.

El robot tiene capacidad para mover pesadas piezas además de perforar los huecos en los forjados, colocar el anclaje en su posición final, y atornillarlo. Otra de las características principales de Hephaestus es que ningún otro sistema abarca tanto campo, pudiendo controlar todos los giros e incluso, adaptarse a la inclinación de la fachada.

La tensión de los cables, por su parte, está monitorizada a tiempo real para asegurar la sujeción. De hecho, si detecta que se sale de un rango preestablecido, el sistema se detiene al momento. Toda la maquinaria está conectada a un ordenador y se puede utilizar de manera manual, si bien es completamente autónoma.

Nuestros compañeros Julen Astudillo y Mariola Rodríguez, responsables de esta iniciativa subrayan las ventajas competitivas de Hephaestus:

  • Aumenta la seguridad de los obreros en trabajos de altura
  • Reduce los costes económicos
  • Asegura una mayor calidad
  • Ejecuta labores de mantenimiento como la limpieza de las fachadas, que actualmente exige la instalación de plataformas colgantes, conocidas como ‘góndolas’

Más información acerca de la nota de prensa