AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:





CONTENIDO PRINCIPAL DE LA PÁGINA

Tecnalia. Inspiring Business

Tecnalia. Inspiring Business

Espacios clave, revisando las críticas al espacio público

11.02.2016

El diseño importa

Las políticas públicas a menudo ponen de relieve la importancia de asegurar la alta calidad del espacio público, mientras que durante mucho tiempo la academia ha criticado en sus publicaciones el espacio público contemporáneo. Hace algunos años, centré mi investigación en analizar esta disparidad, fijándome en ejemplo de la ciudad de Londres y con fondos del ESRC (Economic and Social Research Council). Los resultados fueron publicados en 2012 en el libro Capital Spaces, the multiple complex public spaces of a global city.

Se analizaron los resultados de una encuesta realizada en el gran Londres y se utilizaron 14 casos de estudio multidimensionales para revisar empíricamente diez críticas al espacio público:

  1. Que está descuidado - descuidado físicamente.
  2. Que está invadido - sacrificado a las necesidades de los coches.
  3. Que es excluyente - excluyendo a algunos usuarios por la presencia de barreras físicas y psicológicas
  4. Que está orientado al consumo - sobre-comercializado.
  5. Que está privatizado - cada vez más controlado por organizaciones privadas que defienden sus intereses.
  6.  Que está segregada – creando en su diseño la separación de grupos sociales.
  7. Que está abandonado - minado por la retirada de la población hacia los espacios domésticos y virtuales.
  8. Que produce miedo – aplicando estrategias de diseño y de gestión dictadas por el miedo a la delincuencia.
  9. Que es inventado – aplicando fórmulas impulsadas por los formatos de los no-lugares.
  10. Que es homogéneo - reflejando una homogeneización general del espacio público.

La investigación reveló hallazgos relativos, tanto a las críticas a los espacios públicos existentes, como a los procesos que dan lugar a espacios nuevos y regenerados. Comenzando por el último primero.

El caso de Londres

Londres está conformada por una red heterogénea y descoordinada de actores; procesos en los que suelen ser los grandes propietarios del suelo y los poderosos promotores quienes toman la iniciativa, guiada por la oportunidad del mercado, la escasa regulación y por la fragmentación del estado. Estos procesos han hecho surgir de forma dominante una nueva tipología de espacios; más urbanos, animados, y que son una extensión evidente de los usos del suelo próximos. En esencia, una forma más "continental" del espacio, defendida en los discursos políticos del 'renacimiento urbano " de los primeros años de la década.

En este contexto, los proyectos de espacio público implican una gama de grupos de interés más amplia que los proyectos de construcción, y no existen unas relaciones de poder predefinidas entre los grupos de interés. Al contrario, la capacidad de influencia de los grupos varía mucho de un proyecto a otro, aunque las partes interesadas, ya sean públicas o privadas, suelen tener ambiciones favorables a aportar a largo plazo valor social, económico y ambiental. Aun así, se pueden definir esquemas tipo:

  • En los casos impulsados por las autoridades locales, todos los poderes clave concurren en un solo lugar y esto crea un poderoso cóctel de influencias, aunque normalmente se utiliza incorrectamente.
  • Cuando la promoción del espacio público es privada o seudo-privada la clave se centra en establecer un paquete de financiación y un conjunto de alianzas que haga posible la ejecución del proyecto.
  • La influencia de la comunidad, a través de sus representantes elegidos, puede ser decisiva. Aunque las comunidades de por sí suelen estar poco comprometidas, prefiriendo dejar a los profesionales los asuntos relativos al espacio público.
  • El poder del urbanista se deriva de una capacidad única para aplicar la creatividad y dar forma en el mercado y con las limitaciones contextuales y reglamentarias a creaciones físicas. Aunque también pueden quedar marginados a un papel de meros "decoradores del espacio".
  • El ejercicio de la gestión tiene el poder de crear o destruir esquemas del espacio público.

 Rebatiendo las críticas

Volviendo a las críticas, en Londres las críticas agoreras hacia el espacio público parecen a menudo muy lejos de la realidad:

  1. El espacio descuidado - es sin duda una consecuencia de la fragmentación histórica de la gobernabilidad de la ciudad, aunque de vez en cuando (aproximadamente cada 50 años) esto lleva a un cambio radical y a una mejor gestión y renovación del espacio público. El regreso del gobierno del Gran Londres ha inspirado este período.
  2. El espacio invadido - sigue predominado en gran parte de Londres, aunque hay proyectos de regeneración exitosos que han ido transformando Londres, más notablemente en Trafalgar Square, demostrando que las personas y el tráfico pueden coexistir.
  3. El espacio de exclusión – en realidad raramente es intencionado. Al contrario, es la consecuencia de las diversas necesidades presentes en la fragmentada sociedad de Londres, aunque puede ser exacerbada por un mal diseño y por malas prácticas de gestión.
  4. El espacio segregado – En la gran mayoría de los casos, el espacio público es percibido por los actores públicos y privados como un elemento de valor añadido. Raramente se segrega deliberadamente, como puede ser el caos de presencia de elementos de cierre.
  5. El espacio abandonado - la investigación realizada (y otras consultas) muestra que la población tiende más a mantener el compromiso tradicional con el espacio público, que retirarse a sus entornos privados.
  6. El espacio privatizado – las características de  propiedad y de accesibilidad al espacio no definen, por sí mismos, 'lo público'.  Los procesos de privatización no restringen necesariamente el uso público; pudiendo incluso mejorarlo.
  7. El espacio de consumo - ya sea de forma sutil o significativa, única o ubicua, las oportunidades de consumo suelen enriquecer el espacio público y, a menudo, son clave para colaborar en la financiación de los "bienes públicos".
  8. El espacio inventado - Todos los espacios están conscientemente inventados para facilitar ciertas experiencias; ya sean las divertidas, majestuosas, relajadas, o representativas. En este sentido, los espacios de Londres no son diferentes.
  9. El espacio del miedo - no refleja la experiencia de los usuarios en Londres del espacio público, que por lo general se sienten cómodos y relajados en los espacios públicos contemporáneos de la ciudad, mientras que, al mismo tiempo, generalmente agradecen las medidas de seguridad visibles en estos espacios.
  10. El espacio homogéneo - procesos de diseño largos y complejas situaciones urbanas ayudan a dar un carácter específico a los espacios públicos de Londres, lo que ayuda a evitar las presiones de la homogeneización.

 

No - Ping pong

 

Múltiples espacios complejos

Una marca que define Londres es la gran diversidad en la oferta de espacios - corporativos, de consumo, cívicos, comunitarios, domésticos y residuales -, cuyo carácter cambia con el tiempo. Londres, y otras grandes ciudades, pueden permitirse espacios diferentes y diversos, que no siempre se adaptan a todos los propósitos del espacio público o a todos los sectores de la sociedad.

Los espacios públicos que están siendo creados y recreados en Londres están encontrando unas comunidades de usuarios que, en general, los valoran positivamente. Los múltiples y complejos espacios públicos de la ciudad son objeto de elogio, y no de protesta. En Londres tendríamos que elogiarlos un poco más.

 

Queen Elisabeth Olympic Park

Queen Elisabeth Olympic Park

UCL

Matthew Carmona
Professor of Planning & Urban Design
Bartlett School of Planning, UCL

Sigue en contacto con Tecnalia

CABECERA DE LA WEB

Tecnalia - Inspiring Business

BUSCADOR



PIE DE PÁGINA

© 2019 Tecnalia. Todos los derechos reservados.

Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia. Astondo Bidea, Edificio 700. E-48160 Derio (Bizkaia). Tel.: 902.760.000 - Llamadas internacionales: (+34) 946.430.850


AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: